Impressiones mx

El tránsito del amor, traspasando fronteras y corazones

La pérdida de su madre despertó su inspiración musical; lleva más de 500 canciones escritas

POR: ALBERTO RODRIGUEZ ROMERO / CRISTOBAL MARTINEZ GARZA

Han existido grandes artistas de la música, la gran mayoría han sido estudiosos y virtuosos de la música, pero algunos otros tienen ese don por gracia de Dios.

Valentín Martínez Bernal, un nombre que quizás no le diga nada, pero que en Ciudad Victoria se ha convertido en una celebridad conocida como “El Tránsito del Amor”.

Cuando era muy joven, fue Policía Municipal en esta capital del Estado de Tamaulipas, hasta que decidió emprender la aventura del sueño americano y renunció.

Tras unos años en Atlanta, regresó a casa y se logró establecer como agente de vialidad, empleo en el que ya sobrepasó los 20 años de servicio.

Pero fue a la edad de 25 años, cuando su señora madre alcanzó la Gloria Eterna, el golpe fue muy duro para él, hasta que empezó a chocar las yemas de sus dedos contra una mesa… y de su tristeza salió su primera composición en honor a su madre.

Ahora es un “chavorruco” como les dicen a los cuarentones que no pierden esa alegría juvenil por la vida, sonriente siempre y entre cada pregunta canta una estrofa de una canción. “Es cuestión de minutos, estamos platicando sobre algún tema y me llega la inspiración, me sale natural, mis canciones hablan sobre la vida diaria, sobre las acciones del ser humano”, expresó.

Toca temas muy sensibles aún en nuestros tiempos de las relaciones humanas, como los hijos que van perdiendo el interés en la escuela porque su padre dejó a la familia para ir a vivir con una mujer más joven. “Pero también he compuesto temas de prevención de accidentes, como por ejemplo que no uses el celular cuando manejas, dos segundos pueden cambiar tu vida y la de otra persona”, aseguró.

Entrevistado en uno de los hoteles históricos de Ciudad Victoria, el Sierra Gorda, El Tránsito del Amor habla de su experiencia dentro de la música a lo largo de casi 24 años.

“Estuve en un grupo musical como cantante, pero el director del grupo no me dejaba cantar mis canciones, puros covers me aventaba hasta que me fastidié y renuncié.

“Ahora tengo mi propio grupo, “El Tránsito del Amor y sus Agentes”, que solamente cantamos mis composiciones y hasta la fecha solamente un cover, la de No se va, pero más con la intención de darme a conocer a más personas”, afirmó.

El nativo de esta capital tamaulipeca, asegura que no toca ningún instrumento «no sé” dice divertido, y tampoco sabe leer un pentagrama, reitera que solamente sus dedos son los que marcan el ritmo de su composición y cuando va a grabar ahí le hacen los arreglos.

“Desgraciadamente ningún cantante o grupo ha pedido una canción mía para grabar, porque aunque no compongo para alguien en específico, quien quiera puede pedirla con toda confianza”, invitó.

Tiene en su repertorio bachata, baladas, cumbia, norteña, ranchera, banda, en fin, es muy amplia su gama musical, siempre con su propio estilo, con una voz muy parecida a la de Los Temerarios, que incluso pueden confundir si cantara temas de ellos.

“La música es mi vida, porque me llegó y sigue fluyendo, si alguien me diera la oportunidad de demostrar mi talento, dejo todo y me lanzo por ese camino que sé que me va a ver crecer”, aseveró.

El Tránsito del Amor aún no tiene discos grabados, tiene grabaciones que regala en memorias USB gracias al apoyo de los muchos amigos que ha hecho en la vida, como Ricardo Martínez de Copavisa, y otros más.

“Mi misión en la vida además de componer y cantar, es hacer amigos en la vida, uno al día, es lo mejor y siempre se lo recomiendo a todos mis compañeros”, finalizó no sin antes entonar una estrofa:
Todos contra el Virus, Covid 19, lavarse las manos es la recomendación, sabes que esto no es un juego.

Deja el primer comentario

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS