Impressiones mx

La crisis agrícola de Veracruz y su dependencia alimentaria 

Dr. Rafael Vela Martínez

En los resultados del Censo Agropecuario Nacional para el 2022 no hay sorpresas, principalmente para el caso del estado de Veracruz, la entidad sigue en crisis agrícola y con ello se pone en riesgo la seguridad y la autosuficiencia alimentaria. Estos conceptos son diferentes aun cuando muchas personas los utilizan como sinónimos.

La seguridad alimentaria se refiere a la situación en la que todas las personas tienen en todo momento acceso físico, social y económico a alimentos suficientes, seguros y nutritivos que satisfacen sus necesidades dietéticas y preferencias alimenticias para llevar una vida activa y saludable; y en gran medida esto depende de su capacidad de ingreso y de su poder adquisitivo, pues los alimentos pueden ser importados. El problema para la entidad es que se cuenta con un sector industrial rezagado y poco desarrollado, así como Zonas Metropolitanas que no son capitalizadas por los gobernantes en su potencial de economías de aglomeración.

La autosuficiencia alimentaria, por su parte, se refiere a la capacidad de una región o entidad federativa para producir internamente la mayor parte de los alimentos, de tal manera que se garantice el acceso constante a alimentos básicos para satisfacer las necesidades nutricionales de su población. Esto es esencial para para evitar que la región sea vulnerable a las fluctuaciones en los precios internacionales, las crisis económicas globales y las interrupciones en las cadenas de suministro, como las derivadas de la Pandemia ocasionada por el COVID-19. Apostar a la autosuficiencia alimentaria no solo es asegurar que la producción local de alimentos satisfaga las necesidades de consumo interno, sino que también contribuye al crecimiento económico y fortalece su soberanía e independencia frente a gobiernos federales autoritarios y centralistas como el actual.

Para evidenciar la grave dependencia alimentaria que Veracruz enfrenta hoy en día, así como la crisis de su sector agrícola y la pobreza del sector rural, tan solo hay que realizar un análisis somero de los resultados que arroja el Censo Agropecuario 2022. Veamos.

La superficie con uso o vocación agropecuaria y aprovechamiento forestal de la entidad es de 5 millones   882 mil 840 hectáreas, de las cuales disponibles para uso agrícola son 2 millones 737 mil 289 hectáreas, sembrada y no sembrada, lo que representa el 46% del total; esto es, una reducida porción de tierras dedicadas a la agricultura. En su caso, 1 millón 563 mil 309 has (26.6%) se utilizan como agostadero (ganadería); bosque o selva 1 millón 937 mil 360 hectáreas (32%). La información es portadora de un futuro de dependencia alimentaria para los veracruzanos; sin embargo, hay que señalar que la información estadística “NO cuadra” en su adición, ya que suma 104.6%; ahí hay problemas del INEGI, en cuanto al levantamiento o procesamiento de la información del Censo Agropecuario.

Pero más allá de ello, lo cierto es que solamente el total de unidades de producción agrícola activas suman 521 mil 503, de un total de 2 millones 737 mil 289; las unidades de producción forestal activas son 91 mil y tienen 1 mil 672 hectáreas de superficie disponible. ¿Qué sucede? Pues simplemente existe mucha tierra ociosas o enmontadas; tierra que no está siendo utilizada para producir nada.

De acuerdo con la información del Censo Agropecuario y Forestal 2022, de esas 521 503 unidades productivas suman un total de 2 millones 268 mil 33 hectáreas de superficie sembrada (83% de la superficie disponible para uso agrícola); y 283 mil 178 hectáreas de superficie no sembrada; y se puede presumir que 186 mil ha están enmontadas o son de otro uso.

La superficie agrícola es de 2 millones 551 mil 211 hectáreas de las unidades de producción agropecuaria activas; el riego representa el 6.8 % y la producción de temporal el 93.2 %; como se advierte el tipo de producción es poco tecnificado en la entidad; por ello la baja productividad y la pobreza de nuestros productores, pues no cuentan con el apoyo gubernamental para hacer más productivas sus unidades de producción.

Es de señalarse que los principales cultivos cíclicos anuales son el maíz grano blanco, maíz forrajero,  papa, maíz grano amarillo, sorgo en grano y frijol; todos ellos cubren una extensión de 425 mil, 601 hectáreas; por su parte, los principales cultivos perennes son la naranja, café, el limón, el plátano y  la  piña; estos cultivos perennes cubren una extensión de 942 mil 422 hectáreas; con los cual, los principales cultivos cíclicos y perennes alcanzan una superficie total ocupada de 1 millón 368 mil 23 hectáreas, lo que representa el 54%  de la superficie de agrícola disponible en la entidad veracruzana; y, en consecuencia, hay más de 900 mil a que se presumiría están dedicadas a otros cultivos. Aquí algo pasa: o existe información falseada o algo está mal, pues de acuerdos con la información disponible, más del doble de las hectáreas dedicadas a la producción de cultivos cíclicos se utiliza en cultivos menos rentables; o quizás esto está evidenciando la falta de orientación que el Gobierno del Estado debería hacer hacia los productores agropecuarios.

Lo cierto es que todo apunta que hay algunos errores en la información del Censo Agropecuario 2022 que recién dio a conocer el INEGI; pues incluso señala que el total de mano de obra en el sector agropecuario es de 3 millones 134 mil 210 personas (hombres 2 millones 841 mil 580 = 90.7%; y mujeres 292 mil 630 = 9.3%). Esto es difícil de creer pues tan solo el mismo INEGI dio a conocer, a inicios del 2023, que al tercer trimestre del 2022 la Población Económicamente Activa (PEA) total en Veracruz pasó de 3 millones 382 mil 551 a 3 millones 312 mil 195 personas. Si la cifra dada a conocer por el INEGI en cuanto a PEA en el sector agropecuario fuera cierta, esto significaría que prácticamente toda la población en Veracruz trabaja en el sector agropecuario (97.6%), lo cual es totalmente falso.

Más aun el Censo en mención señala que productores (as) que trabajan en sus unidades de producción son 420 mil 298 personas; familiares sin sueldo o salario 458 mil 813; y familiares con sueldo o salario 61 mil 414; y para volver a confirmar el error del INEGI precisa que puestos de trabajo de jornaleros (as) suman 2 millones 22 mil 31 trabajadores.

Más allá de las imprecisiones del censo Agropecuario y Forestal del INEGI para el 2022, lo cierto es que se corrobora que el sector agrícola en Veracruz cada vez está en peores circunstancias, principalmente en lo que se refiere a la autosuficiencia alimentaria. Insisto, van 5 años perdidos en materia de desarrollo en la entidad.

Empieza tu día bien informado con las noticias más relevantes.

Impressiones mx
Impressiones mx
AA

MÁS NOTICIAS