Impressiones MX
Deportes

Luto en el beisbol…fallece Paquín Estrada

Lamentablemente esta mañana se dio la noticia del fallecimiento de uno de los mejores managers y jugadores mexicanos en la historia del beisbol nacional, Francisco “Paquín” Estrada, dejó de existir en el plano terrenal pero su gran trayectoria da paso a la leyenda de un inmortal del beisbol mexicano.
Francisco Estrada nació el 12 de febrero de 1948 en Navojoa, Sonora, fue una muralla defensiva en la receptoría, con una rapidez semejante a la de un jugador de cuadro para deshacerse de la bola. Sus certeros tiros casi siempre llegaban primero que los corredores a las bases. Un maestro en el manejo de los elevados de foul.
Con su máscara de hierro estuvo detrás de home por espacio de cinco temporadas con los Diablos Rojos, en las que recibió lanzamientos en 604 juegos.
Su bateo era consistente, aunque no poderoso, salvó la campaña de ´70 en la que conectó 18 jonrones, lo que resulta una sorpresa ya que en sus 26 temporadas de jugador activo sólo logró disparar 84 vuelacercas.
Debutó con los Diablos Rojos en 1966 para jugar en 74 encuentros. A partir de ’67 no le prestó el guante al suplente. Fue parte del campeonato logrado en 1968, estuvo en la receptoría en 140 juegos, colaboró con 105 imparables, 15 dobles, dos triples, siete jonrones, 44 carreras producidas.
La última temporada con los Diablos fue la de 1970, y resulta difícil de olvidar. Participó en el primer playoff con el sistema de dos divisiones para sacar el campeón absoluto de la Liga Mexicana. Los Diablos ganaron en el Norte con el “Paquín” Estrada en plan de coloso. Jugó 138 partidos, conectó 24 dobles, 11 triples, 18 jonrones, produjo 85 carreras, promedió .303 de porcentaje. En la Zona Sur ganó el Águila y en seis juegos vencieron a los Diablos.
Con su fenomenal actuación, lo firmaron los Mets de Nueva York en 1971. Lo asignaron a la sucursal de Triple A con el equipo Tidewater en la Liga Internacional, para jugar 58 partidos. Bateó .260, incluyó siete dobles, seis jonrones, 21 producidas.
Lo subieron a Ligas Mayores para actuar en dos encuentros conectando un hit en dos turnos al bat.
Al siguiente año lo cambiaron a California junto con Nolan Ryan, el mismo sensacional pitcher de los siete juegos sin hit ni carrera y más de cinco mil ponches. “Paquín” jugó con Salt Lake City y luego lo cambiaron a los Orioles de Baltimore que lo enviaron a Rochester. En 1973 lo adquirieron los Cachorros de Chicago, con los que jugó en la sucursal de Wichita. En Triple A con Rochester, jugó 65 partidos, dio seis jonrones y bateó para .252 de porcentaje.
Regreso a la Liga Mexicana en 1974 para continuar su gran carrera con diferentes equipos, hasta su retiro en 1994.
En total con Diablos jugó 604 encuentros, conectó 492 imparables, 84 dobles, 19 triples, 39 jonrones, 247 carreras impulsadas con porcentaje de .271.
Después de retirado inició una triunfal carrera de manager, ganando campeonatos en la Mexicana de Verano e Invierno y dos títulos en Series del Caribe. Fue manager de la Selección Mexicana en la primera edición del Clásico Mundial que eliminó a Estados Unidos plagado de sus estrellas. Ingresó al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano el 17 de marzo del 2000.

Relacionados

Ex-empleado de Rockstar da a conocer la fecha de lanzamiento del GTA 6

Moisés Carmona

“Amor y Paz” dice AMLO por declaraciones de Trump

Adrián Méndez Rivera

Tamaliza en Acapulco

Redacción

Amplían ciclovías en Miguel Hidalgo

Redacción

Analizan 2 posibles casos de coronavirus en el Edomex

Redacción

¡Aún estás a tiempo…! INEGI solicita encuestadores y pagará hasta 11 mil pesos

cargando....