Impressiones mx

La nueva forma de la Guerra Mundial

Mauro Jiménez Lazcano

Cuando la humanidad se dirigía al entrar el siglo XXI a un ambiente de desarrollo y progreso mundial conjunto, a base de la productividad, de la cooperación económica y de la extraordinaria estructura y funcionamiento de lo que se denominó Globalización, la ambición política y económica del dictador de Rusia, Vladímir Putin, inició la invasión militar de Ucrania, causando graves daños a la economía internacional, trabando el proceso de globalización y abriendo el camino a lo que puede llegar a ser la Tercera Guerra Mundial.

En este ámbito bélico en que quedaron involucrados 40 países de Occidente, 27 de ellos pertenecientes a la OTAN, Organización del Tratado del Atlántico del Norte, en la que participan las principales potencias militares de Occidente, encabezadas por Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Francia, España, Alemania e Italia, y del otro lado Rusia y países afines como Bielorrusia, la humanidad se desenvuelve ahora en medio de un temor permanente a un estallido bélico internacional de mayores consecuencias.

La República Popular China intenta jugar un papel neutral casi imposible, porque su ligazón económica a Occidente no puede abandonarse aunque da muestras de simpatía hacia Rusia, pero sus intereses económicos para la industria y el comercio chinos le impiden romper con los países occidentales, especialmente Estados Unidos, Canadá y Europa.

¿Cuál es el papel de México en esta disputa internacional?

El papel de nuestro país, más allá de un intento de neutralidad del actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador no podría ponerse del lado de Rusia y ser contrario a Occidente, encabezado por Estados Unidos; cualquier intento en ese sentido sería absurdo y contrario a los intereses nacionales. México ciertamente quiere ser un factor de paz internacional; pero también, al mismo tiempo, tiene que estar del lado de los países democráticos que luchan y defienden las libertades económicas y políticas, los derechos humanos y la vía democrática de progreso de las naciones.

México formalmente ha condenado en la ONU la invasión de Rusia a Ucrania, aunque en su lenguaje corporal, el Presidente Andrés Manuel López Obrador manifieste ciertas simpatías por Rusia.

Los intereses de México deben estar hoy de lado de las democracias occidentales, de las libertades económicas y políticas y de una condena abierta y total a la injustificada y sangrienta invasión de Rusia a Ucrania y a los crímenes de guerra cometidos por las órdenes del dictador Vladímir Putin contra el pueblo ucraniano.

Empieza tu día bien informado con las noticias más relevantes.

Impressiones mx
Impressiones mx
AA

MÁS NOTICIAS