Impressiones mx

Así lo dice La Mont

Federico La Mont

Reconocimiento a Ebrard

Detrás de un estadista: Con la ayuda de su esposa y ex embajadora de Honduras en México Marcelo Ebrard, recibió la Orden Francisco Morazán, de manos de la presidenta de Honduras, Xiomara Castro y así Marcelo reapareció junto a Claudia Sheinbaum en el cierre de su precampaña. Ciertamente se va perfilando para ocupar un cargo diplomático como seguro interlocutor entre Claudia Sheinbaum y próximo presidente de los Estados Unidos Donald Trump, en caso de que logre librar la cárcel y gane las elecciones presidenciales por segunda vez. La cada vez más probable victoria de Trump en noviembre próximo nos hace pensar que llegará acompañado de personajes más radicales de lo que en su momento fueron Mike Pompeo y Robert Emmet Lighthizer. Además, el excanciller Ebrard estima que en 2026 tendrá lugar la primera revisión del TMEC y ahí se moverá como pez en el agua. Estas consideraciones son algunas de las principales razones que motivaron a Marcelo a regresar a la mesa de conversaciones con Claudia en un entendimiento que va encaminando a Marcelo a una chamba segura y bien pagada, ya veremos quién será el sorprendido, si nosotros o Marcelo.

¿Dónde van tricolores?: Después de que perdieron el voto en 22 estados del país, el último descalabro sonora en el estado de México, el PRI, PAN y lo poquito que queda del PRD, deberían a haber postulado a sus mejores candidatas y candidatos, como plurinominales al Congreso. Sin embargo, sus listas dejan mucho que desear, Manlio Fabio Beltrones, “Alito” Moreno, Marko Cortés, El “Chucho” Zambrano, Germán Martínez Cázares, Rubén Moreira, Francisco Javier Cabeza de Vaca, Ricardo “Canallín” Anaya, Miguel Ángel Mancera, etcétera. El 2 de junio, el PAN quedará en un distante segundo lugar después de Morena, el PRI a duras penas conservará su registro como partido político nacional y el PRD irremediablemente perderá su registro. En España, a los políticos que se pasan de un partido a otro se les llama “chaqueteros”, así se les llama por traidores al partido en el que hicieron carrera política y los llevó a un cargo público, es una expresión peyorativa con una connotación negativa. Los “chaqueteros” no sólo traicionan a sus colegas de partido, también sus principios, porque los partidos políticos son proyectos ideológicos impulsados por una comunidad que cree en ellos. En España, pasarse de la derecha a la izquierda o viceversa implica un cambio de fondo en la motivación para hacer política en serio.

¿Ideólogos?: En México loa políticos que saltan de un partido a otro les llamamos “chapulines”. La práctica refleja a una clase de políticos obsesionada por alcanzar el poder, no tanto en alcanzar objetivos ideológicos, más bien lograr metas económicas o un mejor nivel de vida. De los 21 gobernadores de Morena, siete militaron y juraron defender al PRI y uno, Alfonso Durazo, juramentó en el PAN. Del PRD provienen 15. Varios estuvieron en más de un partido antes, como Layda Sansores, quien estuvo en el PRI, como su padre, el “Negro” Sansores, luego Layda estuvo en el PRD y finalmente llegó a Morena. En la política mexicana hay tanto “chapulinas” como “chapulines”, en resumen, mucho “chapulineo” que ahora en México es de lo más normal del mundo, cuando no hace muchos lustros era considerado una verdadera traición. Sin embargo, el “chapulineo” es mal recibido porque desplaza a los militantes del partido en el que aterrizan. Como en León, Guanajuato, donde un militante distinguido de Morena, director de Profeco, para más señas, que aspiraba a ser candidato de su partido el PAN y ahora saltó a Morena.

Movimiento Naranja: El partido propiedad de Dante Delgado, Movimiento Ciudadano, es un recogedor profesional de “chapulines”, su bancada en el Senado pasó de 7 senadores en la elección del 2018 a 12 que actualmente tiene, gracias a legisladores “chapulines” fugitivos de otros partidos. Antes de estar en MC, Jorge Álvarez Máynez estuvo en el PRD, en Nueva Alianza y en el PRI. Un caso extremo del “chapulineo” fue Porfirio Muñoz Ledo, fue presidente nacional del PRI, presidente nacional del PRD y presidente nacional del PARM (el “auténtico”), embajador de México ante la Unión Europea durante un gobierno del PAN, y luego diputado federal por Morena. Solamente le faltó estar en MC. En parte, el “chapulineo” refleja la falta de democracia en los partidos. Al ser las decisiones de las candidaturas tan verticales, sobre todo las más seguras, los desplazados de los partidos buscan mejores pastos donde alimentarse. A su vez, los partidos justifican poner a los más leales (pero no necesariamente los perfiles más honestos políticamente para el electorado) en las candidaturas más sólidas, para intentar minimizar el riesgo de que salten a engrosar las filas del adversario.

Y ¿guidas? Morena logró la mayoría constitucional en el 2018 con el 38.8 por ciento del voto (más el 5 por ciento del PT y 2.5 del PES) en parte gracias a un muy activo “chapulineo”. A principios de 2019, 9 diputados del PRD saltaron a Morena. Pero el extremo es el PVEM, aliado del PRI durante todo el gobierno de Peña Nieto, al grado que postularon juntos a José Antonio Meade para la Presidencia. En un tronar de dedos se convirtió en fiel miembro de la coalición Morena-PT. El mejor cemento adhesivo en Morena es la expectativa de mantenerse en el poder. Para quién vota por Morena lo más importante pareciera ser un tema de identidad: ser parte del grupo político en el poder y en el Gobierno, el que tiene el sartén por el mango, pues. Lo que importa es estar en Morena, no para qué vamos a estar en Morena. El diputado Gerardo Fernández Noroña se integrará al debate en el consejo general del Instituto Nacional Electoral (INE) político, luchador social, activista, lector, librero y libérrimo. Noroña es Pueblo. Su nombramiento como representante propietario del Partido del Trabajo (PT) nos dará la oportunidad de ponerle sazón a las discusiones con sus contrapartes de oposición como Rubén Moreira (PRI), Guadalupe Acosta Naranjo (PRD) y Víctor Hugo Sondón (PAN).

Mientras la dirigencia nacional del PAN, que encabeza Marko Cortés, designó al senador Germán Martínez Cázares como su representante suplente ante el INE, con ello, “Germaine”, da un paso más para su regreso a Acción Nacional, luego de su incursión en Morena, partido por el que llegó al Senado en 2018. Por un periodo breve como director del IMSS, al que renunció y regresó a su escaño y en 2021 se sumó al llamado Grupo Plural. Todo indica que las discusiones en las sesiones del INE serán de antología.

Empieza tu día bien informado con las noticias más relevantes.

Impressiones mx
Impressiones mx
AA

MÁS NOTICIAS