Impressiones MX
Coyoacán

La historia detrás de la foto nazi en Volkswagen Coyoacán

La automotriz alemana Volkswagen, anunció el cese inmediato de relaciones con una concesionaria en la alcaldía Coyoacán, en la Ciudad de México, después de que un cliente se quejó por una fotografía que colgaba en uno de los pasillos.

La imagen, no solo incluía un antiguo ‘escarabajo’, popularmente conocido como ‘Vocho’, en México, sino que se encontraba en medio de una celebración nazi, realizada en tiempos del nazismo en Alemania.

La usuaria que publicó las fotos en Twitter menciona haber comentado a un empleado del concesionario sobre su disgusto al ver las ilustraciones. Él le respondió que, aunque ya se le había señalado anteriormente al gerente, él se se había negado a retirarla.

El alcance de la publicación fue tal, que incluso hubo una intervención de la Embajada de Alemania en México, en la que tachan de inaceptables a las imágenes y aseguran haberse puesto en contacto con Volkswagen al respecto.

Sin embargo la foto tiene su historia. La fotografía colgada en la concesionaria, también tiene una historia muy particular, pues es obra de Hugo Jaeger, quien fuera uno de los dos fotógrafos personales de Hitler, pero el único que tenía la técnica para poder producir imágenes a color en aquellos tiempos.

Esta foto, junto con su colección personal, no solo estuvieron a nada de perderse para siempre, sino que también le pudieron haber costado la libertad o la vida misma; no obstante que un golpe de suerte cambió el curso de la historia.

Jaeger, desde antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, acumuló un extraordinario archivo fotográfico, dando seguimiento al proceso de consolidación del nazismo, así como también a diversos episodios de la gran guerra; algunas imágenes fueron usadas como parte de la propaganda nazi, pero otras, como las que se incluyen en este artículo, formaron parte de su colección personal secreta, que guardaba con gran recelo.

En 1945, cuando el gobierno de Hitler ya se tambaleaba, y empezaba a perder todas sus posiciones, Jaeger se encontraba en una casa donde se refugió en las afueras de Munich, pues su propio apartamento ya había sido destruido por los bombardeos.

Un grupo de soldados estadounidenses ingresaron a la vivienda, en busca de nazis, en el lugar encontraron a Jaeger, junto con un portafolio de piel, donde se encontraban las diapositivas de su archivo fotográfico; si los soldados hubieran analizado a detalle las diapositivas, habrían descubierto que era un cercano colaborador de Hitler, y lo hubieran aprehendido inmediatamente; sin embargo, en el portafolio también había una botella de cognac, que fue la que capturó principalmente su atención, por lo que se dispusieron a beber, e incluso compartir la bebida con el señor Jaeger.


Relacionados

Iniciarán pruebas operativas del Metrobús línea 5

Redacción

Lerma, un destino para el turismo religioso

Redacción

La CDMX a medio punto de llegar a Semáforo Amarillo

Redacción

Edomex avanza en la batalla contra el Covid

Redacción

Buscan homologar criterios de donación de sangre

Redacción

Ejidatarios muestran su apoyo a Ana Balderas

Redacción
cargando....